Síguenos  

Jaime Sánchez

Nacido en Barcelona en 1964, no recuerda desde cuando tiene esta sana pero complicada afición por los automóviles clásicos de fabricación nacional. Posiblemente sea desde siempre.

 

Jaime reconoce que aunque siempre le había sido atractivo el hecho de poseer algún coche de colección que le permitiera salir a conducir sin prisas por las carreteras secundarias, el eterno problema para todo los coleccionistas de automóviles... un adecuado, correcto y seguro aparcamiento para el clásico. Tanto fue así que hasta que no adquirió la anhelada plaza de aparcamiento no compró su primer clásico.

 

Todo empezó en 1996 en la población de Puigcerda (Girona) cuando aprovechando la adquisición de una segunda residencia decidió comprar dos plazas de aparcamiento, una de ellas para dar cabida al que sería su primer clásico que por supuesto fue un Seat 600, en este caso un E descapotable de 1970. A partir de aquel histórico momento, su esposa Ana y su hijo Rubén que en aquel momento tenía 7 años, empezaron a disfrutar aquel 600 por las elegantes carreteras interiores de la comarca catalana de La Cerdanya, a la vez que la familia se iba integrando en las actividades organizadas por distintos clubs de clásicos. En 1997 Jaime Sánchez, acompañado de otros 7 aficionados fundó el Club Amics del 600 Barcelona, del que fue vicepresidente. Durante este periodo realizaron innumerables actividades, presencia en ferias e incluso algunos viajes con salida desde Barcelona como por ejemplo Castellón, Pamplona o Andorra. Fue en esa época en la que se afianzó su afición y poco a poco fue adquiriendo diferentes modelos del Seat 600 con el ánimo de tener uno de cada una de las series fabricadas.

 

Una vez consolidada su gran afición, inevitablemente... ¿Cómo no interesarse por los elegantes Seat 1400?. Efectivamente se trata de un clásico de primera magnitud en mayúsculas, lo tiene todo, primer modelo fabricado por Seat, lujoso, con potencia suficiente para viajar, un generoso maletero, confort, sobriedad y elegancia. Así que a partir de 1999, se inicia la incorporación a la colección de toda la gama de automóviles Seat fabricadas entre 1953 y 1980. Dada la gran variedad de modelos fabricados a lo largo de este periodo en la actualidad, sin poseerlos todos, si disponen de una gama suficiente amplia para representar todas las opciones que ofrecía Seat y aunque la colección va en aumento, actualmente el objetivo fundamental es la incorporación de ralezas o modelos especiales como por ejemplo un Seat 1400 visitas del que tan sólo se fabricaron 3 unidades. Siguiendo esta línea de trabajo sus últimas incorporaciones han sido un Seat Mallorca de Hispano-Alemán, un único Seat 1400C descapotable de carrocerías Herrero de Oviedo o un Seat 1400 Spider carrozado por Pedro Serra.

 

Su coche preferido:  el Seat 1400 Sport Serra.